jueves, 7 de septiembre de 2017

DIALOGO DE UNA ESPERA.....7/09/017


 Queridos lectores hoy jueves llegamos al final de este dialogo de una espera.
 Espero que os hayas gustado.
                                                 Un saludo
                                                       Juanky.
-------------------------------------------------------------------------------
-Si y no.
-¿Como que si y no?
-Pues eso somos uno. O mejor dicho hemos sido uno pero ahora debo de ser yo solo.
-¿Porque?
-Porque la vida es así y cuando llega el momento de partir al inframundo solo se puede transportar el cuerpo.
-¿Y yo ahora que hare?
-Amigo mío vagar, simplemente vagar en solitario con el alma en pena.
-¿Y eso porque?
-Porque es el precio que hay que pagar una vez se va tu amo, en este caso tu amigo.
-Si, pero por mucho que sea ley de vida no entiendo porque me tengo que quedar en este mundo de perros y tu marcharte.
-Te lo diré de forma que lo entiendas. Porque tú eres el valedor de mi legado y por tanto debes de preservarlo cuando me haya ido.
-¿Y eso cuando ocurrirá?
-Pronto, muy pronto, demasiado pronto. Tan pronto que ya viene.
-¿Por donde?
-Por ahí, acaso no la sientes.
-Si la sintiera como tu dices no te preguntaría.
-Tienes razón. Acaso no notas la suavidad del viento, de ese viento misterioso que se va acercando trayendo con el la oscuridad de la sombra.
-Si el viento lo siento sobre mi cuerpo y la sombra de la oscuridad nítidamente la veo.
-Pues ahí esta para que me vaya con ella tomado de su mano como dos enamorados entrelazados.
-¿Y cuando llegue que?
-Solamente me quedara despedirme de ti, porque ya no volverás a verme, pero eso sí me tendrás en tu memoria.
-¿Tu crees?
-Por supuesto que lo creo y ya sabes que yo lo que se dice creer no he creído nunca más allá de lo que mis ojos han tenido enfrente, y sabes porque lo creo y no dudo de que así será.
-Tu dirás.
-Porque una vida al lado de otra vida pesa mucho.
-Simplemente por eso. Pues vaya.
-Sí así de sencillo aunque te parezca poco es mucho más de lo que puedes imaginar.
Mira ya llega, ahora si que no me queda más que los pocos pasos que le dan a ella para llegar hasta aquí.
-¿Que ahora la ves?
-Si, viene toda de negro, es como la oscuridad de la noche y sin embargo dices que la quieres.
-Si, siempre la he querido, nunca le he tenido miedo, ya que sabía que tarde o temprano vendría y se me llevaría.
¡Adiós!, hasta siempre. Con esto vale nunca me han gustado las despedidas largas.


                                                    Fin