domingo, 18 de febrero de 2018

AÑORANZA DE SU VOZ......

 
Hoy
ando contemplando
nubes inquietas
que lloran pausadamente
y mientras observo su inquebrantable quebranto,
exploro los suburbios de mi corazón
el cual anda acelerado
e inquieto,
más algo apesadumbrado,
ya, que ya no escucho su voz.
 
Su voz,
¡ahí su voz!
eco en otro tiempo de mi voz,
ahora echa silencio
sobre el recuerdo,
de noches languideciendo en sueño,
simplemente oyéndola,
sintiendo la sensualidad de su sonido
escurriéndose de su boca
y de repente
saltaba al hiperespacio
aquella risa
que abarcaba mis adentros
contagiándome por entero,
ahora es un tormentoso silencio.
 
Y sobre ese silencio
intento reconstruir
cada instante
y volver a escuchar su voz,
aunque sea simplemente en of,
pero no hay más voz,
ni más sonrisa,
ni más placer
que la sensación
de unos besos almidonados,
sobre un susurro incierto,
donde se van
agolpando los recuerdos,
los sonidos guturales,
de aquella voz
que aun intenta despertar
la virginal sensualidad,
de la amante iconoclasta que fue
en la oscuridad de la noche.
 

viernes, 16 de febrero de 2018

ARDOR.........


La noche se desprendía de tus ojos,
falta de sueño
tus labios carmesí
prometían,
lo que en un alto desvelo no prometerían.
Sentías ardor 
sobre tu cuerpo frágil
sabiendo que la tentación
vivía en tu interior 
y por ello
desprendías en tu soledad,
ganas de pecar contigo misma
de arder en tu propio infierno,
imaginándolo tocándote,
profanando con pasión tu sagrado templo,
dejándote
un camino de besos
desde tu pecadora boca
jugando con tu dedo,
hasta
el paraíso de tu entrepierna
y todo era,
porque lo deseabas,
y lo esperabas
con las ganas
de la primera vez
y ahora sabías,
que tu único remedio
era tu autocomplacencia.
 
 


jueves, 15 de febrero de 2018

VIENTO DE MELANCOLÍA......


Ahora que soy viento de melancolía
absorbo uno a uno tus anhelos.
Te pienso,
te sueño,
te extraño,
e inundo cada uno de los poros de tu piel
con la trasgresora saliva
de esta boca
que muere en deseos.
 
Ahora que soy viento de melancolía
Te respiro,
en un intento de no ahogarme
sobre tus sabrosos flujos,
tantas veces saboreados.
 
Ahora que soy viento de melancolía
y la luna con su misterio te acaricia.
Quiero,
deseo,
que sepas,
que rondo las esquinas
donde los vendavales del viento,
levantan tu falda
dejando en un descuido ver,
soñar,
con tu preciado tesoro,
ese tesoro,
tantas veces degustado,
saboreado con la lascivia a flor de piel
y tu tendida,
resquebrajando
con pasionales gritos
el placer contenido,
presionando con tus ingles
el ahogo,
de ese preciso instante
en que tu interior más lujurioso explosiona
regalándome la mejor de tus sonrisas.


miércoles, 14 de febrero de 2018

FUISTE.....

 
Fuiste;
ese rayo de luz
en la noche oscura,
cuando mi alma atormentada
vagaba en compañía del alcohol
y los cigarrillos se suicidaban
en la comisura de mis labios,
a falta de besos.
 
Fuiste;
fuiste
la sombra
de mi sombra
en el instante
en que la razón
se iba haciendo sinrazón
y mi equilibrio
se desequilibraba al precipicio.
 
Fuiste;
el verbo,
en la desnudez de mi cuerpo,
la tilde,
moviendo toda su sensualidad,
en la alcoba
donde
sabíamos que amarnos sería un fracaso.
Y aun con todo
arriesgaste,
el todo por el todo,
repasándome con tu lengua
jugando con mi ápice
con la frescura
y
la sabiduría
de tu ardiente boca
y
tras aquella lección
sin explicación,
me tomaste
estrangulando el placer
de los dos contenido.
 
 



lunes, 12 de febrero de 2018

COMPARTIMOS


 
SITUACIÓN.....
Camino
por el bulevar del olvido,
con mis pies derrotados por el tiempo,
con el pensamiento prendido a los recuerdos
de las nostalgias que se van haciendo viejas
entre ellas
naufrago sobre mis soledades,
              tras el último coleteo del tormento              
al cual me abrazo
y sigo pensando en ti,
                          escuchando la voz rota                           
y como si se tratara de la lista de la compra,
            memorizo una y otra vez,       
los momentos compartidos 
                            el tiempo que duro lo nuestro.                         
 
                           
Compartimos secretos
besos de noche y de día
y caricias multiformes,
sobre camas exiliadas,
compartimos la magia
de tenernos el uno al otro,
sintiendo el latido de nuestros locos corazones,
de secar lágrimas
que brotaban como manantiales,
de risas
que hacían desfallecer a la noche
y hasta la oscura cara de la luna reía.
 
Compartimos tormentas
con truenos y rayos
iluminando tus iluminarias,
cuando chispeabas sobre la turgente varonía
y cuanto más tronaba
y los relámpagos nos cegaban
mejor te movías,
dando fuertes envites,
los cuales hacían exclamar al cielo
y el cielo....
sin poder remediarlo se partía en dos,
en el momento en que tu flor
se regaba tras el último exhausto envite.
 
Y todo lo que compartimos
hoy a naufragado,
encallando en la isla desierta,
de unos sueños,
que ya no son sueños,
ni siquiera delirios de grandeza,
sino simplemente
un punto y seguido,
o acaso
un punto final.
La cuestión a la duda,
el tiempo que es buen consejero lo dirá.
 
                  
 
                   
                        
 
 

viernes, 9 de febrero de 2018

TARDÍO SILENCIO......

 
Antes
apenas una palabra
lo cubría todo entre los dos.
Después
simplemente
llego el tardío silencio.
Las palabras enmudecieron,
los verbos se durmieron
sobre la ahora ruinosa cama
y ya no se conjugaron.
 
Antes
aquella voz que destronaba la noche,
ruborizaba sus negros ojos,
con solo escucharla
su cuerpo se excitaba,
de norte,
a sur,
de este,
a oeste
haciendo eco en las dunas de su desierto
y su Oasis
se desbordaba
entre palabras
y tanto se sofocaba,
que necesitaba
del fuelle dándole aire
frío y húmedo
y así
movía sus velas
sobre su entrepierna,
entre palabras
que enmudecían
al compas de sus estridentes jadeos.
Pero eso, era antes,
de que su rostro se volviera de espaldas
y de que su silencio
me regalara
el significado de nuevo
de la palabra "LIBERTAD".
 
 
 


jueves, 8 de febrero de 2018

SOBRE LA TUMBA.........

 
Circundo los corredores
donde el alma se desprende del cuerpo
y la puerta de la vida se cierra,
sobre siete cerrojos oxidados,
allí donde el silencio medita
entre llantos,
lloros desconsolados
y tortuosas penas,
se vislumbran los lutos de la luna
sobre tan lúgubre morada,
condensando la vida de uno mismo
en óbitos recuerdos,
venidos del polvo
y convertidos en polvo.